martes, octubre 30, 2007

DEcorrido

La piel tatuada de vetas irregulares de azules diversos de resabios de caricias de príncipes desteñidos.

El cuerpo cansado de caminar descaminar avanzar frenar retroceder retomar huir saltar bailar correr y caminar de nuevo

Curitas en el alma de tanto vivirmorirrenaceryvivirmorirrenacerdenuevoyotravezlomismo.

Murallas y murallas de excusas de noquiero de paraque de mejorno de asiestoybien.


Y de pronto una palabra de complicidad de ternura de carcajada.
Y de pronto una grieta en la muralla de excusas de noquiero de paraque de mejorno nonecesito asiestoybien.
Y una sonrisa entreviéndose en la grieta de aquiestoy de puedoentrar de permiso de sepuede.
Y de respuesta un no nosepuede mejorno peronotevayas quedateahi delotrolado y seguimesonriendo.
Y ganas de palabra de abrazo de sonrisa a traves de la grieta y preguntarse que pasa si lo dejo entrar y si otra vez me tiñe la piel de azules corrompidos y ya no me queda piel y me asfixio en azules en un maremoto de azules de tinta de corbata de nomeolvides de oceano y me ahogo y no quiero otra vez tener que morirrenacerresucitar ni caminar descaminar retrocer pero tampoco quiero volver a huir y entonces no se.

La verdad que no se.

4 comentarios:

Dr. CroW dijo...

siempre
siempre
siempre
hay lugar para un intento más ;)

Lucífugo dijo...

Concuerdo con el Dr.Crow, y si esta no es, la próxima lo será, pero deberías de estar contenta de saber que podes sentir, una y otra vez.

Shuliet dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Shuliet dijo...

El refrán popular dice soldado que huye sirve para otra batalla. Lo que no cuenta es qué batalla hay que luchar. No me gustan las metáforas bélicas, pero fue lo primero que me vino a la mente.

Creo que con vos hablé alguna vez sobre lo que es vivir corriendo y la necesidad de parar. Cuando leía tu post DEcorrido, pensé en las ansias, el apuro, la necesidad de respuestas definitivas... cuando no hay nada de eso. Y si frenamos para darle espacio? Y si dejamos de hacer preguntas y poco a poco encontramos respuestas siempre transitorias?

Es inevitable preguntarse cuánto hay de valiente y cuánto de insensato en lanzarse a una aventura emocional pero, reitero, todo es transitorio en la vida. Lo único permanente es el conflicto y no necesariamente tiene que dar por resultado algo malo. El conflicto es oportunidad, las sonrisas son oportunidades, las oportunidades son renacer y hasta redimirse. Amar... ES.

Seguramente no soy la más indicada para hablar de amor, pero algo sé de morirrenacerresucitar y siempre es posible. Siempre.

Me despido luego de este largo comentario con una reflexión que muchas veces oficia de guía en mi vida: "Vivir cada día siempre como el primero, siempre como el último".

Besos!